Cine Certificado

Arte audiovisual con credenciales: una visión crítica del mundo del cine y series de autor e independientes.

Sección Oficial Cannes 2012 (I): El amor está en el aire

Festival de CannesHace dos días me puse a dar un repaso a las críticas y crónicas de lo trancurrido hasta el pasado martes 22 en la sección oficial del 65 Festival de Cine de Cannes. Esta se puede considerar una de las ediciones con más directores de renombre dentro del circuito festivalero y por lo tanto, uno de los que más expectativas ha creado entre sus seguidores más acérrimos, tanto críticos como amantes del cine de autor.

Si el año pasado las diferentes visiones sobre el sentido de la vida y las reacciones delante de un mundo hostil y en decadencia sobrevoló la temática general de las propuestas presentadas (El Árbol de la Vida, El niño de la bicicleta, Melancolía, Tenemos que hablar de Kevin, Drive, El Havre…), las propuestas de este año parecen enfocadas a ensalzar uno de los valores más explotados en el mundo del arte: el Amor. Por supuesto que no tenemos que cerrar nuestro campo de visión al mero amor romántico y edulcorado al que podemos estar acostumbrados cuando escuchamos la palabra, hablamos de ese sentimiento que nos une o liga a cualquier cosa, sea humana, material o una mera idea.

Michael Haneke

Michael Haneke en la presentación de Amour.

Puede que este cambio argumental sea debido a una asimilación de la crisis económica, humana y de valores por parte de los guionistas y realizadores actuales, ahora toca hablar sobre cuestiones más terrenales y próximas, que aunque no tienen porqué tener un enfoque más positivo, nos ayudan a olvidar el reciente seísmo social que estamos viviendo durante los últimos años.

Y cómo decía, el amor es el máximo exponente en las propuestas de la primera semana de proyección. Amor hacia ideas como la adoración espiritual hacia Dios de la protagonista de Beyond the Hills, pasando por la pasión conceptual y atemporal hacia el teatro y el arte de Vous n’avez encore rien vu. También asistimos a amores más terrenales: octogenarios como el Amour de Haneke, intergeneracionales como en Like someone in Love o Paradise: Love, Moonrise Kingdom nos explica una historia donde el detonante de todo es la relación de cariño entre dos  niños de 10 años, y De Rouille et d’Os la unión de dos personas incompletas que buscan lo que les falta.

Vous n'avez encore rien vu

Equipo de Vous n’avez encore rien vu

Sumergidos en esta homogeneidad temática, la calidad de las películas presentadas está siendo bastante alta, aunque hay que resaltar que existen pocas sorpresas entre los favoritos. Podríamos apostar a cuatro de las doce películas visionadas como aspirantes a estar entre las premiadas:

Beyond the hills (Dupa Dealuri) del director rumano  Christian Mungiu que ya fue Palma de Oro en 2007 por la fantástica 4 meses, 3 semanas, 2 días. Aunque la obra es estilísticamente excelente, parece que hay alguna que otra reticencia entre el público.

 

 

Amour de Michael Haneke y que ha gustado a todo el mundo. Difícil será que se quede con las manos vacías el director más premiado por Cannes de los asistentes este año: Palma de Oro por la Cinta Blanca en 2009 y mejor director por Caché (2005), Gran premio del Jurado por La Pianista y Palma de Oro en 1997 por Funny Games.

 

 

The Hunt (Jagten) de Thomas Virtengberg. El director, uno de los fundadores del movimiento Dogma y que ganó la Palma de Oro en 1998 por Celebración, ha presentado una obra fuera del citado movimiento, sobre la falsa acusación y acoso de un hombre inocente que envuelve y coge al espectador desde el primer hasta el último segundo.

 

 

De Rouille et d’Os (Rust & Bone) de Jacques Audiard y que ya fue gran premio del jurado por Un Profeta. Muchos números para esta historia de amor entre un desarraigado social y una lisiada narrada de forma excelente.

 

 

Hay otras películas que aunque no han conseguido unanimidad, sí que han dejado un buen sabor de boca a muchos, por lo que tal vez puedan dar alguna que otra sorpresa, en este apartado podemos incluir, la historia coral de Alain Resnais Vous n’avez encore rien vu, la propuesta personal del maestro Abbas Kiarostami Like someone in love o incluso la fantasiosa Moonrise Kingdom de Wes Anderson

Rust and bones

Director y actores de Rust and Bones

Del resto, poco que remarcar y destacar, si acaso las decepciones en las propuestas de dos directores de los que se esperaba mucho: Matteo Garrone y John Hillcoat. El primero, ganador del Grand Prix por Gomorra en 2008 no ha convencido con Reality. El segundo, ha presentado Lawless, una película absolutamente plana muy alejado de la excelente La Carretera, pero eso sí, plagada de estrellas.

Esperemos que en los días restantes la media de las películas sea, como mínimo, la misma que esta primera semana. No cabría esperar menos del Certamen que ya sea en su variante más glamurosa o en la más artística, mejor representa el amor y la pasión por el cine.

Fotos: http://www.festival-cannes.fr

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: